Por Emilio López Muntaner
Editor

Ayer, la Cámara de Diputados sancionó a favor, por 133 votos contra 94 votos en contra, un proyecto de Ley que dispone retrotraer las tarifas de luz, gas y agua, a noviembre de 2017, y congelarlas por un año.

Esta media sanción, pone de manifiesto que la oposición (Unidad Ciudadana - PJ - Frente renovador e  IU) están en desacuerdo con los aumentos indiscriminados de las tarifas, impuesto por Macri y Aranguren, pero sobre todo, la posibilidad en la práctica, de articular una estrategia en común en beneficio del pueblo todo.

Además, fue acompañado por una movilización al Congreso que los medios intentaron tapar.  Lo importante es, que en medio de la corrida financiera que provocó la estampida del dólar y la decisión del gobierno de volver al FMI, como último manotón de ahogado, para salvar la eclosión de un modelo económico que lo único que mostró en dos años fue destruir el mercado interno. bajando el consumo de los sectores medios y bajos de la sociedad.

Con devaluación, apertura de importaciones, liberación del mercado de combustibles, aumento de tarifas,, el desmedido aumento de los alimentos básicos de la canasta familiar, provocando despidos en los sectores privado y estatal y acudiendo también, al endeudamiento externo, como única herramienta para la adquisición de dólares por parte del Estado.

El gobierno produjo un combo de medidas antipopulares que, sin dudas, como resultado, generaron la "tormenta perfecta"  en materia económica. Como consecuencia de esta debacle en economía, por primera vez en dos años, Macri ha perdido abruptamente el apoyo de la sociedad, incluso sus votantes están en contra de las medidas tomadas, bajando así, su "popularidad" a menos del 35 %, según  las últimas encuestas, elaboradas por pedido del propio Durán Barba.

Vienen provocando no solo una hipercrisis económica,  sino una crisis política que, para la opinión de muchos, es terminal...

Los días venideros, la oposición tendrá el desafío de mantener los votos necesarios para convertir el proyecto antitarifazos en Ley. Macri tiene la decisión de vetarlo, una decisión que ya tiene tomada. Si esto llega a suceder, el pueblo tendría la posibilidad de demostrar (en la calle, con masiva movilización) la defensa genuina de sus derechos, (tan legítima como el veto que tiene como herramienta Macri), poniendo en valor la profundización de la Democrcia Participativa y demostrando también, que este sea, tal vez, uno de los desafíos necesarios de los tiempos históricos por venir.

0 Comentarios