Ruta del dinero K: Elaskar confesó que Lanata y Barrionuevo lo empujaron a armar una "operación política contra Cristina"


El ex dueño de la financiera SGI fue la pieza mediática clave para que en la causa por lavado de dinero que tiene como principal acusado al Lázaro Báez se apunte contra la ex presidenta. Ahora, declaró en el juicio y reveló que el periodista de Clarín y el sindicalista le "llenaron la cabeza", le mintieron y pasaron su entrevista contra su voluntad. 


Mala noticia judicial para la estrategia sostenida por el oficialismo político y mediático comandado por Macri, contra Cristina Kirchner en la causa bautizada como "ruta del dinero K": Federico Elaskar, el ex dueño de la financiera SGI que fue una de las piezas clave en los medios para que en la causa por lavado de dinero que tiene como principal acusado al Lázaro Báez se apunte contra la ex presidenta, declaró en el juicio y confesó que el periodista de Clarín Jorge Lanata y el sindicalista Luis Barrionuevo lo presionaron, le mintieron y que pasaron la entrevista con su supuesta confesión contra su voluntad, con el objetivo de armar "una operación política" contra CFK.


En una nota firmada por Raúl Kollman, Elaskar se defendió ante la justicia al sostener que constituyó SGI en base a dinero que heredó de su padre, que realizaba operaciones con las principales empresas del país, que auspició el Abierto de Tenis y que no cometió ningún ilícito.

“A mí, Luis Barrionuevo y Jorge Lanata me llenaron la cabeza diciéndome que Lázaro Báez me quería matar. Y como yo creía que Báez me debía cuatro millones de dólares, pensé que era cierto que me quería matar. Yo tenía 25 años y acepté decir en televisión lo que ellos me dijeron que dijera. Fue una operación política contra el gobierno de Cristina, porque querían instalar que el dinero era del kirchnerismo”, disparó el financista que Barrionuevo dijo haber albergado en su casa por 5 meses y que Lanata puso en TV para emparentar a CFK con los delitos que se le endilgan a Báez.



De esta manera, Elaskar le reveló a la justicia que Lanata y Barrionuevo lo empujaron a mentir en la entrevista realizada por el periodista, a partir de hacerle creer que Báez quería matarlo, ya que este último le debía 4 millones de dólares. El hombre de Clarín y el gastronómico le mintieron y la entrevista con lo que llevaron a que diga se emitió contra su voluntad.


“Esta es una causa contra la ex presidenta. El juez Sebastián Casanello dijo que ella no tiene relación con el lavado de dinero ni con la plata de SGI, pero está todo armado y la Sala II de la Cámara Federal la va a cocinar”, señaló.
´21
En esa línea, agregó: “Ellos me llenaron la cabeza diciéndome que Báez me quería matar y por eso acepté decir lo que me proponían en la televisión. Pero enseguida me dí cuenta y les exigí que no pasaran al aire la entrevista. Pero me engañaron y ya no contestaron más el teléfono".

"Fue una operación política contra el gobierno anterior, instalando que era dinero del kirchnerismo. Era mentira. Y eso sigue hasta ahora. A la ex presidenta, el juez Casanello le dictó la falta de mérito porque no encontró nada que relacione a Cristina con la plata de SGI o en el exterior. Pero ya van a ver, les juego a que la Sala II la cocina (a Cristina Kirchner)”, concluyó el financista.  


3 Comentarios

  1. No importa cuánto se desmienta de lo que el aparato mediático jurídico instaló durante años, en la memoria emotiva de los que querían creer lo que le decían,la mugre quedará como una verdad oculta "porque acá nunca pasa nada".

    ResponderEliminar
  2. Fué todo una farsa para que ganara este delincuente cometiendo fraude electoral apoyado por los medios hegemonicos y desde el exterior. Etc.

    ResponderEliminar
  3. Dios mío!! Calumniar con semejante barbaridad una persona por obtener el poder ,debe estar demente.

    ResponderEliminar